Etiquetas29/06/2014

Los Grand Vineyards de Finca Flichman

Buscando fortalecer su posicionamiento en la alta gama, esta centenaria bodega mendocina presentó la nueva denominación con la que agrupará a sus mejores vinos: Grands Vineyards. Y con la novedad llegó también su primer vino blanco de guarda, en el segmento top.

Seguro conocerás muy bien su vino más exitoso, el Caballero de la Cepa. Y es que esta etiqueta es por lejos una de las más populares y queridas el país, de esas que pueblan los recuerdos familiares a fuerza de su relación precio-calidad, una fija para los encuentros con amigos.

Quizás también hayas probado su línea de vinos jóvenes Misterio, unos peldaños más arriba en calidad y con unas atractivas máscaras que se dibujan en sus diferentes etiquetas.

Pero esta bodega argentina, fundada en Mendoza en 1910 y comprada por el grupo portugués Sogrape en 1998 es también un gran player en los vinos de alta gama, con notables ejemplares, razón que los ha llevado a crear una nueva marca para que los englobe a todos: los Grands Vineyards de Finca Flichman.

La misma está formada por cuatro líneas: Expresiones ($150), Paisajes de Barrancas y de Tupungato ($250), Dedicado ($500) y el nuevo ícono de la bodega, Parcela 26 ($1000).

En palabras de su CEO Ricardo Rebelo, todo esto se logró por poner en primer lugar a la innovación y contratando a talentosos asesores para cada una de las tres fases claves del proceso de elaborar un vino de alta calidad:el conocimiento profundo del terroir (apoyados en el expertise del chileno Pedro Parra), el tratamiento agronómico diferenciado de cada parcela de viñedo (con el asesoramiento del Ing. Agrónomo Pedro Marchevsky) y el trabajo enológico en bodega, aplicando técnicas específicas para cada variedad (teniendo al reconocido consultor italiano Alberto Antonini marcando la estrategia).

Sumado a este dream team de asesores se encuentra un talentoso equipo de enólogos, con Germán Berra a la cabeza, un mendocino con mucha experiencia internacional y una enorme curiosidad, que lo lleva a experimentar nuevas formas de lograr alta calidad enológica con técnicas innovadoras. Y vaya que lo logra.

Nace un nuevo blanco top
Bajo la línea Paisajes de Tupungato, donde hasta hoy se lucía en solitario un blend tinto de Malbec (80%), Cabernet Sauvignon (15%) y Merlot (5%), nace el primer Chardonnay de alta gama de la bodega, que apunta a instalarse como el referente blanco de sus vinos top.

Con un estilo moderno, este ejemplar de la cosecha 2012 resulta muy fresco, nada empalagoso y con un logrado predominio de notas cítricas, que fluyen en la boca en un vino de paso ligero, muy agradable de beber. Todo lo opuesto a los clásicos Chardonnay con madera, de estilo

californiano, que casi se pueden morder de los pesados que son en boca. Y es que Germán conoce muy bien este estilo, ya que se formó profesionalmente en Monterey, al sur de San Francisco, en el epicentro de donde se elaboran con ese perfil, del cuál quiso diferenciarse de entrada, apoyado en la atractiva acidez que logra desarrollar esta variedad en esta parte del valle de Uco.

Luego de mucho experimentar, el mejor resultado se logró dándole al vino un paso de 12 meses por madera, utilizando la mitad nueva y la mitad de segundo uso, para suavizar sus aportes.

Finca Flichman se suma así a otras bodegas argentinas que apuestan a elaborar grandes ejemplares de vinos blancos, acompañando una tendencia que desde Glam Out celebramos, en la que los blancos van ganando terreno en la alta gama, ocupando el lugar que su calidad les permite tener, sin nada que envidiarle a los tintos.

Por Javier Menajosky

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

       

TOP DE NOTAS !