Etiquetas09/06/2014

Tres vinos para papá

Se acerca el día del padre, una de esas ocasiones ideales para engordar la cava personal con las infinitas etiquetas que nos da nuestra patria vitivinícola. Hay muchísimo para elegir. Acá, de manera caprichosa, te contamos algunas ideas.

Hijos, tomen nota: a los padres siempre les gusta recibir una botella especial en el día del padre. Como único tip, debe ser una etiqueta que vaya más allá del consumo diario, de ésas que dan ganas de abrir cuando la ocasión lo amerita. Un vino para recordar en el tiempo.

La patria vinícola nacional tiene mucho y bueno para ofrecer. De todas las regiones y de amplias franjas de precio. Acá van tres ideas. Pero es apenas un pestañeo: la elección es infinita.

En materia de vinos intensos, de buen porte, con estructura, que sean nuevos pero que no tengan un precio que se va por las nubes, una buena idea es el Cafayate Gran Linaje Cabernet Sauvignon. Viene con estuche, lo cual siempre emprolija el regalo, es salteño de pura cepa, y tiene los descriptores clásicos de su variedad cuando se elabora en el norte argentino. Por $136, una ganga.

Acá otra idea: en lugar de regalar un vino, podés ir a comer -el sábado 14 o el domingo 15- a la genial parrilla Don Julio (pedí la entraña, una de las siete maravillas de las brasas) y tomar un vino de la línea Primogénito de la bodega patagónica Patritti.

Hasta acá, todo delicioso pero normal. Lo bueno es que si cumplís ambos pasos (vas a Don Julio y pedís un Primogénito), te llevás a tu casa, de regalo, otra botella de Primogénito, que podés elegir entre el Malbec y el Pinot Noir. En nuestro caso, te recomendamos el Pinot, ya una marca registrada del sur argentino. Don Julio queda en Guatemala 4699.

Una tercera opción es en homenaje a los lazos sanguíneos. Ahí tenemos al Luigi Bosca De Sangre, que cuando apareció en el mercado, hace un par de años, lo hizo como el primer blend de esta prestigiosa bodega mendocina dentro de su línea homónima. Un corte que lejos de apostar a la modernidad más golosa y concentrada, tiene gran intensidad pero la maneja con elegancia, yendo para el lado de los frutos negros con toques especiados. Un rico vino para acompañar una cena con papá. Se consigue por unos $200 en vinotecas y algunos supermercados.

Un extra que no tiene nada que ver
No es vino, así que no debería estar acá. Pero el combo nos pareció tan interesante, que lo ponemos igual: por $240 por persona, El Casal ofrece para el día del padre un menú que incluye el clásico Pan de campo frotado con tomate, Aceite Olibò Arbequina y jamón serrano; sigue con opcional de lenguado al queso azul o cerdo envuelto en panceta ahumada, con papas rotas al Olibò Arauco, y termina con el Postre Mel, Olio i Mato, Miel, Requesón y Olibò Frantoio.

O sea, tres platos elaborados todos con aceites de oliva de la marca Olibò. Pero lo genial del asunto es que, al irte, te regalan por pareja un kit que trae las tres botellas de aceite de oliva para seguir probándolos en el hogar. Divino.

El Casal queda en Chacabuco 863.

Por Glam Out

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

       

TOP DE NOTAS !