Argentina
México
España

 


Restós19/05/2014

Un Camping en Recoleta

Es una de las propuestas más jóvenes, originales y relajadas de los últimos tiempos. Camping llegó a las terrazas del BsAs Design con cocina rápida y rica, una deliciosa cerveza artesanal y muy buena música preseleccionada por SRZ. Para ir y conocer.

Ícono de la Recoleta durante los 90, el paseo aterrazado del Buenos Aires Design no quiere ser apenas una postal del paso, sino que se moderniza y cambia su propuesta de la mano de una renovación de su oferta gastronómica (aunque el Hard Rock sigue firme en su sitio). Y, con apenas un par de meses desde su apertura, Camping es parte evidente de esta movida revitalizadora, con una propuesta informal y bien diferente a lo acostumbrado para el barrio.

El ambiente es relajado, hay mesas comunitarias al aire libre y una carta acotada que se anuncia en un pizarrón. La idea es que no haya servicio directo a la mesa, sino que pases por la caja y elijas uno de los cinco platos que se preparan diariamente, a precios populares. Muy recomendable elsándwich de vegetales grillados con queso y hummus ($40), que viene en un excelente pan casero con semillas. También hay milanesas ($35), tortilla ($30) y alguna ensalada para acompañar ($30).

Mención especial merece la cerveza tirada artesanal Siete Colores ($25, sale con un choclo, gran gesto), elaborada en Zona Norte. Siempre hay una rubia y una roja, aunque nuestra preferida resultó ser la IPA, reconfortantemente amarga, con buena presencia de l+upulo. Ademas, es muy bebible el vino Ojo de Agua (el que hace el suizo Dieter Meier con enología de nada menos que Marcelo Pelleritti), servido por vaso ($30) o botella ($85). El postre es único pero contundente: banana con dulce de leche. Y no cualquier dulce: Chimbote de lata, sin duda uno de nuestros preferidos.

Data extra: para el incipiente invierno prometen sopas y chocolate con churros para subir la temperatura corporal.

La idea es emular cierto espíritu juvenil y de campamento: no hay camareros y cada uno se hace cargo de sus desechos, para lo cual hay serie de tachos que separan la basura, toda una toma de posición ecológica, Además, como en todo camping que se precie, no podía faltar un fogón paracantar las canciones que conocemos todos, aunque, claro, en este caso se ajusta a los tecnológicos tiempos que corren: en vez de acercar troncos y prender el fuego, te conectás al WiFi de Camping y elegís tus temas preferidos para escuchar en el momento, en una suerte de rockola virtual.

Ideal para picar algo un mediodía de sol, este Camping del Siglo XXI tiene mucha onda y sirve buena comida rápida.

Camping
Terrazas de Buenos Aires Design (Av. Pueyrredón y Av. del Libertador)
Martes a sábados de 12:30 a 24.

Sebastián Laffaye

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

TOP DE NOTAS !