Argentina
México
España

 


Bares & Barras30/09/2012

Duarte: otro Palermo

En el arrabal de una de las zonas nocturnas más concurridas de Palermo, Duarte ofrece una propuesta diferente: calidez, coctelería clásica, espíritu rústico y atención a cargo de los dueños. Simple, pero de lo más interesante entre los nuevos bares de la ciudad.

“Mantener un lugar que sea divertido todo el tiempo posible”; así resumeAgustín Bertero cuál es el plan de Duarte, el bar que abrió junto a su hermano Juan el pasado 10 de agosto. Uno y otro trabajaron varios años en bares y restaurantes hasta concretar el sueño del proyecto propio. “Los dos estamos al frente del lugar”, agrega Agustín, parado detrás de su barra, donde recibe, escucha y da de beber, algo que subraya y enfatiza hablando de experiencias y valores, siempre alrededor de una idea clave: ser un buen anfitrión. En eso enfocan el trabajo, en eso se diferencia Duarte. Claro que no es lo único: también preparan muy bien los tragos, y ofrecen una propuesta sencilla y correcta de comidas. Así, en esa suma, cada uno que llega al lugar, con sed, con ganas de distenderse, de relajarse después de un día de trabajo o de charlar con un amigo o brindar con su novia, logra su objetivo.

Duarte es aún nuevo y está tomando su forma. Se ubica en una vieja casa chorizo, donde hay mesas para los que quieren sentarse a cenar, un hogar a leña para los días más fríos de esta primavera y una gran y bella barra, el orgullo de los hermanos. Sólida, de madera, con la altura justa, cómoda, pensada como sólo puede hacerlo quien estuvo muchas noches de un lado y del otro.

Solidez y fundamentos
En Duarte no encontrás miles de botellas, pero sí las fundamentales. Hay una sección de aperitivos, bitters y vermouths, los más clásicos whiskies (incluyendo maltas), vodkas y los gin, rones y licores que no pueden faltar. La selección de botellas está en línea con la propuesta de la carta: tragos clásicos imbatibles, a precios muy buenos, un 20% menos que en otros lados de Palermo (donde además los suelen hacer con mucha menos calidad). La ordenaron según el tipo de cristalería: entre los de servidos en copa cocktail, hay Manhattan ($35), Gibson ($30) o Cosmopolitan ($32); en trago corto, Negroni ($32), Old Fashioned ($32), Rusty Nail ($35) o Caipi de maracuyá (hit actual, $35); y en trago largo, Bloody Mary ($35), Mojito ($30) o Juan Collins, una recordada receta de los años que estuvo en la carta de878, donde trabajaron ambos hermanos. La receta la pensaron juntos Julián Diaz (dueño junto a Florencia Capella de 878), Facundo Martin y Agustín, en los días en que todos trabajaban en el bar de Thames. Hay también jarras para compartir de a dos, entre las que se destaca la Jar-Jar que suma Jameson, Cynar y gaseosa de pomelo ($65) y la Jarrita porteña (gin, Punt e Mes, Hesperidina, limón y tónica, $65).

Para comer, la cocina acompaña con muy buenas croquetas de pescado ($32), mejillones a la provenzal ($35), rabas ($35), provoleta a la caprese($25) o sándwiches como el de lomito completo (queso, jamón, tomate y huevo, $38) o el de bondiola (panceta, cebolla caramelizada y salsa de mostaza, miel y cerveza, $35).

Además de los buenos precios, hay un imbatible happy hour, que va de 19 a 21 con ¡todos los tragos, medidas de bebidas y cervezas al 50%!

Calidad, buen clima y sabores logrados. Con dos anfitriones de lujo. Un lugar diferente en una de las calles tranquilas del Palermo más movido.

Duarte
Godoy Cruz 1725
Tel.: 2072-4178
Martes a sábados de 19 al cierre.

Martín Auzmendi

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

TOP DE NOTAS !