Argentina
México
España

 


Bares & Barras05/01/2015

Los mejores high volume bar

En los últimos años, la coctelería fue ganando exclusividad, con bares pequeños y maravillosos, donde los cócteles con obras maestras en construcción permanente. Pero a veces es necesario volver a las fuentes. A esos bares masivos, pero sin perder calidad. Y de eso se tratan los high volume bars.

Tales of the cocktail es uno de los grandes festivales de coctelería del mundo (incluso tuvo dos mini ediciones en Argentina, en 2013 y 2014). Allí siempre dan premios al mejor bar. Pero un día se dieron cuenta que los que ganaban eran siempre esos bares pequeños, pensados para pocos, con cócteles hechos de manera meticulosa, perfecta. Claro que ganaban ellos. Es como si uno quisiera dar un premio al mejor auto: siempre ganarían las Ferraris, los Porshes, los Mercedes, los BMW y otros de la alta gama. Pero la verdad es que la coctelería (y los autos... y todos los productos de consumo) precisan también bajar a tierra, ser populares. Por eso, en Tales decidieron abrir la categoría High Volume Bar, para reconocer el trabajo de los mejores bares que, más allá de atender a cientos de personas por noche, aún así logran mantener calidad en sus tragos y servicio. Son bares donde uno va a beber, pero también va de levante, o a encontrarse con amigos.

Que quede claro: un estilo no desmerece al otro. Ambos son necesarios para construir opciones y momentos. En Buenos Aires, tres grandes, maravillosos ejemplos de bares exclusivos, son Florería Atlántico, Nicky Harrison y Doppelgänger. Hay más, pero esos tres expresan a su manera -cada con una personalidad bien distinta al otro- los grandes caminos de la coctelería argentina. Del otro lado, del high volume, hay otros, bares geniales, algunos históricos, otros más nuevos. En esta nota te recomendamos cinco. Más allá de el ya muy conocido 878, tal vez el mejor y más logrado ejemplo de un high volume bar de altísima calidad. O deFrank's, que más allá de su puerta secreta y clave de acceso, recibe a cientos de jóvenes con ganas de fiesta. Hay más: sólo seguí a la muchedumbre, que te irá guiando.

Mundo Bizzarro / Serrano 1222
Nacido hace más de quince años, y casi desde el comienzo con Pablo Piñata a cargo de todo, Bizarro es una institución entre los bares porteños. Gustos clásicos, una estética under que en su momento fue revolucionaria (en especial, mezclando lo freak con los Dry Martini), hamburguesas fantásticas, Mojitos al por mayor y mucha onda. Si creés que conoces la noche de Buenos Aires, pero nunca fuiste a Bizarro, te lo advertimos: te salteaste un capítulo importante. Lo bueno es que siempre estás a tiempo de recuperarte.

Soria (y Festival) / Gorriti 5151 (y Gorriti 5741)
Son dos bares, ubicados en una misma calle, pero a seis cuadras de distancia. Mismos dueños, idea similar en la barra y en la comida, con estéticas algo diferenciadas. Soria, más relajado y juvenil. Festival, más industrial y arty. Pero los dos cumplen con creces con la idea de un bar de volumen y diversión. Djs en vivo, hamburguesas y muchas ricas comidas de bar, cócteles de autor pero que juegan con frutas frescas, tónicas, vasos grandes y generosos, sumando precios amables y mucho aire libre. Elegí el que más te gusta.

Milion / Paraná 1048
La casona más linda de Barrio Norte, con un jardín de ensueño, con escalinatas aristocráticas y varios pisos abiertos. Desde hace una década,Milion es único. E imposible de replicar (andá a conseguir una arquitectura similar en Buenos Aires... y si la conseguís, andá a encontrar un loco que decida hacer allá un bar en lugar de reventarla por una millonada de dólares). Ahora, desde hace unos meses, el grandísimo Norman Barone(maestro de muchos, uno de los bartenders con mayor sensibilidad a la hora de hacer tragos) está ahí (junto con un equipo de otros tres muy buenos bartendes), haciendo lo que tan bien sabe hacer. Cócteles frescos, jugando con aperitivos, con productos vintage, con hierbas. Una maravilla.

Rey de Copas / Gorriti 5176
Si te visita un turista y querés llevarlo a un bar que llame la atención, acá lo tenés. Con su enorme colección artística (con firma de familia Páez Vilaró), con una barra amplia y un fondo de cobre, con techos corredizos y terraza,Rey de Copas es un flash: entrás y no lo podés creer. Pero lo mejor es que toda esa parafernalia visual tiene su correspondencia en la barra, donde Martín Vespa y equipo hace maravillas, como su mítico Mint Julep y reversiones de autor, servidas en jarrito metálico con hielo perfecto, cócteles helados para vencer los 40 grados que amenaza el verano incipiente. Impecable.

Puerta Uno / Juramento 1667
Clásico y joven. Siempre cambiante, en su escena pero no en su esencia.Es uno de los primeros bares a puertas cerradas de BA (abrió hace diez años), y siempre fue con sus djs la previa obligada para las discos de Costanera Norte. Ahí, metido en pleno Barrio Chino, todavía hoy cruzar su puerta es meterse en un mundo inimaginable, una casa chorizo con cuartos de diseño, mucho espacio al aire libre, mucho verde y plantas, mucho brillo en las ropas y glamour. También desde los inicios mantiene una propuesta de coctelería de bebidas premium, con cócteles bebibles y amigables. El Puerta Sour, con bourbon, Amaretto, sour mix y Angostura es un buen ejemplo.

Rodolfo Reich

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario