Argentina
México
España

 


Restós01/03/2016

Nace The Burger Company en Palermo

Como parte de la ola de aperturas de hamburgueserías Premium que invadió Buenos Aires, y que de a poco se vá expandiendo por las principales ciudades del país, llega The Burger Company, una de sus versiones mejor logradas.

Si bien al verlas aparecer como hongos por la ciudad lo primero que se nos viene a la mente es que se trata de una nueva moda, quizás pasajera como tantas, lo cierto es que las hamburgueserías de autor ya forman parte del paisaje urbano estable de grandes metrópolis como San Pablo o New York, y no paran de crecer. Y es que la hamburguesa ocupa sin dudas el primer puesto en practicidad para el vertiginoso ritmo de la gran ciudad. Pero lo que ha venido demostrando en los últimos tiempos es que también tiene un costado más contemplativo y gourmet, que le sienta de maravillas. Y su llegada a Buenos Aires dá cuenta justamente de éste fenómeno, al que desde ésta redacción sin dudas celebramos.

Ahora bien, como en todo, hay propuestas y propuestas. Y la que reseñamos es sin dudas una de las más interesantes.

Con la apertura de su primer local en pleno Palermo Soho, Tomás Caruso buscó coronar sus 10 años de trayectoria en gastronomía, incursionando en el codiciado mercado de las hamburguesas con un giro propio desde el sabor, la estética y el servicio. Algo que logró en cada detalle, desde las modernas pantallas que exhiben las opciones disponibles, sus aderezos y los infaltables complementos como papas y aros de cebolla fritos, hasta el crujiente y a la vez esponjoso pan que utilizan.

La puesta en escena recrea la estética de las películas norteamericanas de los ’50, con áreas bien diferenciadas donde los visitantes pueden elegir diferentes puntos de vista: barra, mesas individuales o redondas, boxes, mesa comunitaria, y espacios al aire libre con galería y terraza.

A sus carnes las definen como un “blend” de diferentes cortes, especialmente creado para The Burger Company y que busca expresar el costado más tierno y gustoso de la carne argentina. Y lo hemos comprobado: la textura y consistencia de todos sus componente son sumamente fáciles de comer y se deshacen con una suave mordida, resultando una experiencia placentera aún si el tamaño de sus presentaciones pareciera anticipar lo contrario.

Obviamente,sus hamburguesas son 100% home made, así como buena parte de sus aderezos. Y si buscás sabores más clásicos, tienen la línea Heinz, que es bastante mejor que varias opciones locales.

Partiendo de una hamburguesa de 125 gm de carne vacuna, en su menú se destacan creaciones como la Eggsplotion ($68), que contiene un huevo a la plancha que se deshace al primer mordisco sobre la panceta y el queso cheddar que la componen. Otro hit de la casa es The Hangover ($74) que viene con muzzarella rebosada, panceta, lechuga, tomate y queso cheddar.

También incluye un interesante capítulo de “Otras burguers” donde conviven una de Salmón ($80, con queso brie, rúcula y ciboulette), una Veggie a base de garbanzos ($65), una Crispy Chicken ($60) y una original Low Carb Burguer ($52) que contiene los 125gm de carne junto con queso cheddar y tomate, pero en la cuál se reemplaza al pan por hojas de lechuga, para ofrecer una opción diferente y con menos harinas.

Para completar el combo se destacan los Onion Rings ($40), que salen bien crujientes y secos, o las Deluxe Fries que vienen con cheddar y panceta ($45). Y si no te decidís por uno o por otro, también salen en mix ($40). Por último, si querés salir de lo clásico podés ir por unos Muzzarella Sticks ($45) o elegir la opción más kid friendly de los Crispy Nuggets ($55) que salen con salsa barbacoa.

Por el lado de las bebidas, podés ir por la cerveza (Corona, Stella Artois o Patagonia) o por el vino, que viene en botellas de 375ml.

Los postres que ofrecen son limitados en sus opciones pero sabrosos y bien logrados. Vienen a base de helado de crema americana, dulce de leche o chocolate, que pueden combinarse con toppings y agregados como galletitas Oreo, Chocolinas, brownies, rocklets, cremas y salsas de chocolate y dulce de leche.

Un buen punto de la casa, enorme punto, es que al ordenar el pedido se recibe un pager que vibra para avisar cuando está listo, y así evitar las esperas de parado cerca de la caja y la incomodidad de estar esperando que griten tu nombre o tu número.

En suma, The Burger Company ofrece una experiencia que vale la pena descubrir para comprobar en primera persona que una simple hamburguesas tiene mucho para ofrecer. Volveremos!

Honduras 4733

www.theburgerco.com.ar

FB theburgercobsas

Abierto todos los días 12 a 24

Javier Menajovsky

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

TOP DE NOTAS !