Argentina
México
España

 


Spirits15/05/2016

Felicidad: volvió el Green Label

Nació en 2005. Lo sacaron del mercado en 2012. Se rumoreó y se desmintió su vuelta en 2015. Pero este 2016 nos trajo la mejor de las noticias: Johnnie Walker Green Label, el único de porfolio JW que es un vatted malt (mezcla de maltas), un 15 años declarado, volvió al mercado mundial. ¡Y al mercado argentino, también!

Hagamos un pequeño resumen para entender de qué trata todo eso. En 2005 Johnnie Walker lanzó su Green Label, un 15 años que, a diferencia de todos los demás whiskies de esta tremenda marca mundial, no utilizaba whisky de grano en su mezcla, sino solo maltas (de hecho, nació en reemplazo de su anterior Pure Malt). Es decir, un vatted malt. Sin dudas, una etiqueta que llegaba para hacerse cargo del cada vez mayor prestigio que tenían por ese momento (y que siguen teniendo hoy) las maltas. Y le fue bien, muy bien, cosechando fanáticos a lo ancho y largo de nuestro globo terráqueo.

Por eso, la sorpresa: en 2012, JW decidió discontinuar la producción de este Green Label (bueno, más o menos, en realidad lo siguieron elaborando, en cantidades más chicas, y destinado a un par de mercados en todo el mundo, especialmente Taiwán, donde parece que la rompía. ¿Las causas de este freno? No están del todo claras, pero sin dudas tuvo que ver en parte con el crecimiento del mercado del scotch que vivió Diageo y que obligó a la empresa a repensar el stock de sus diversas maltas.

En 2015 llegó el rumor de que el Green Label volvía al mercado. Más que nada, porque de pronto apareció a la venta en las licorerías y vinotecas de los Estados Unidos, así de sorpresa. Recordamos haber leído varias notas en medios especializados del país del Norte preguntándose qué pasaba. Hasta que llegó la explicación oficial: no, no volvía a producirse en forma masiva. Pero sí se iba a vender en 2015, como festejo de los diez años de esta etiqueta nacida en 2005.

Hasta ahí, lo que sabíamos. Pero hay flamantes novedades: tras un éxito muy fuerte con la venta por el aniversario en 2015, y con una demanda global que se notaba ávida (y, también, seguramente, con los stocks de maltas ya más estabilizados), este año Johnnie Walker decidió recuperar al Green Label dentro de su línea estable. Y así es como llega, una vez más, y para enorme felicidad nuestra, esta botella a las vinotecas y bares locales.

Estamos hablando de una mezcla de vatted malt, representando a gran parte de la isla escocesa a través de cuatro maltas: Talisker, Linkwood, Cragganmore y Caol Ila. Según nos cuentan, Talisker (de la isla de Skye) aporta poder y carácter profundo, con su ahumado con madera, pimienta y roble. Linkwood, de Speyside, agrega delicadeza. Cragganmore, también de Speyside, suma el corazón malteado y más dulce, mientras que Caol Ila (famosa malta Islay) cede su yodo, sal marina y turba. Vale la pena contar que, salvo Linkwood, todas las maltas mencionadas se venden por separado en Argentina.

Más allá de la explicación, estamos hablando de una botella donde la parte más joven tiene 15 años, y que si bien usa dos maltas turbadas no es un vatted que apuesta al ahumado como carta de identificación, sino que logra un equilibrio excepcional, con potencia pero sin golpes bajos. Una delicia.

La están vendiendo a $1.674 la botella. Y esperamos tenerla varios años entre nosotros.

Rodolfo Reich

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

TOP DE NOTAS !