Argentina
México
España

 

Clicks24/09/2016

Cuevas, el origen de las bodegas.

Visitaste alguna vez una bodega en una cueva? Históricamente, las cuevas surgen como una solución ante la necesidad de conservación del vino. Una forma de conservación recurrente y simple, en épocas donde las técnicas de preservación del vino eran inexistentes.

Existen cuevas centenarias e incluso milenarias, excavaciones a diferentes profundidades, para la cría y guarda de las distintas añadas. Admirablemente integradas con el entorno, las bodegas en cuevas, aprovechan las propiedades e importancia del subsuelo, que proporciona de forma natural una temperatura y humedad estable durante todo el año.

Cuevas Vinarias, excavadas en la roca de un cerro originalmente para elaborar vino, hoy en día todavía las hay que siguen usándose como tal, aunque también como viviendas o lugar de reunión.

La producción del vino tiene siglos de historia, en muchos lugares de Castilla-La Mancha, España, las posibilidades tecnológicas de cada momento han ido demandando unas instalaciones adecuadas que, aunque con elementos básicos comunes, han variado de forma sustancial. El proceso de elaboración del vino genera una disposición física que configura la arquitectura de la bodega.

Las cuevas se excavan en la roca que busca los estratos más blandos aunque necesita espacios con roca estable y suficientemente dura para garantizar su estabilidad.
Las cuevas pueden tener varios niveles debido a esta búsqueda, en ocasiones, de los estratos más adecuados para su construcción.

Glam Out

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

TOP DE NOTAS !