Argentina
México
España

 


Etiquetas13/12/2016

Con Naoki´s nace un nuevo terroir en Agrelo

El lugar donde nacen las uvas es considerado en la Argentina un factor cada vez más importante a la hora de definir el perfil de los vinos que de allí saldrán. Por eso, descubrir un nuevo terruño se ha vuelto el reto principal para quienes buscan hacer vinos que impacten y trasciendan. Algo que Casarena viene haciendo hace rato y que con Naoki´s viene a profundizar.

Cada vez más lejos de las prácticas que lo uniformizaban todo, las bodegas argentinas están llevando al extremo la búsqueda de su propia identidad poniendo el foco, sobre todo, en el suelo de sus fincas para lograr la tan ansiada diversidad. Y es que ya no tienen en la mira al modelo inalcanzable que representaban hasta hace poco tiempo los grandes vinos del viejo mundo sino que, cada vez más, buscan mirarse al espejo y tratar de desentrañar lo que hace único a sus propios vinos. Y es que se puede copiar todo menos el terruño. Por eso suena sensata la apuesta y es lo que vienen haciendo hace un buen tiempo en las regiones donde empezó todo.

Nace un nuevo terroir

La Finca Naoki está ubicada en Agrelo, a la vera de la ruta 40, en una zona que se consideraba “imposible” para plantar viñedos hasta hace muy poco, esencialmente por la escasez de agua y la fuerte presencia de cemento indio en sus suelos, sumados a rocas gigantes y en muchos casos impenetrables, que volvían la idea de hacer crecer uva allí una verdadera locura. Pero de esas locuras lindas saben mucho los de esta bodega, que vienen revolucionando la escena desde una región considerada más clásica, frente al fenómeno del Valle de Uco, que se roba todas las miradas. Sin embargo, Casarena demuestra una vez más que desde Agrelo y Perdriel también se pueden hacer vinos de vanguardia, y esencialmente ricos (porque de eso se trata finalmente).

Pues bien, éste nuevo oasis ofrecía condiciones bien adversas pero a la vez bien diferentes, lo que permitía imaginar vinos que también lo fueran, y ese fue el motor que los llevó a querer desarrollarlo.

Especialistas en Single Vineyard

Un Single Vineyard (cuya traducción del inglés es “viñedo único”), es un tipo de vino muy particular. Está elaborado con uvas cosechadas exclusivamente de un viñedo único y declarado, cuya característica gustativa es sobresaliente.

A su vez significa que la bodega es capaz de prestar más atención a las uvas cultivadas en cada sitio en particular, que finalmente da como resultado una identidad singular, se embotella por separado para lograr destacarla y así conseguir el verdadero reflejo de terruño en determinado momento.

Justamente el tipo de vinos en el que se especializó Casarena, aunque claramente acompañado por varios productores más que, al igual que ellos, tienen la capacidad y vocación de hacer vinos de micro lugares muy bien delimitados.

El vino: Casarena Naoki’s Vineyard Malbec – Agrelo 2013

Es un 100% Malbec que descansó en barricas de roble francés nuevo durante 12 meses, buscando conseguir un potencial de guarda de 10 años, lo que no se contrapone con la posibilidad de beberlo hoy mismo gracias a su gran frescura, acidez natural y suave elegancia.

Ofrece una nariz de aromas entre tostados y levemente ahumados, donde predomina el café recién molido y la fruta roja. En boca es sumamente expresivo y jugoso, una copa llama a la otra. Moderno y canchero, pero no al extremo, es muy friendly para el que quiere aventurarse de a poco en los nuevos estilos de vinos que la Argentina vá alumbrando en sus terruños más minerales. Lineal y algo delgado, muestra una lejana dulzura propia del Malbec, sin acercarse demasiado a los de su región (por el contrario, se parece más a los de Uco), con toques balsámicos, como a tomillo y laurel, que le terminan de perfilar una joven y atractiva complejidad, que irá creciendo con el paso del tiempo.

Se consigue en vinotecas y restaurantes seleccionados a $350 (excelente relación precio-calidad).

Javier Menajovsky

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario