Argentina
México
España

 


Restós15/02/2017

Nace el primer Gourmand Food Hall de la Argentina

Inspirados en un formato que viene logrando un gran suceso en ciudades como Paris, New York y Berlin, dos emprendedores argentinos acaban de lanzar la primera version local de esta tipología de espacios culinarios, que redefinen el concepto de los patios de comidas, transformándolos en una propuesta tan sofisticada y placentera como la que ofrece un restaurant de alta gama.

Gran noticia para quienes gustan de comer y beber rico cuando están de viaje por las grandes capitales del mundo: acaba de desembarcar en la Argentina (más precisamente en el 1er nivel del Patio Bullrich) uno de los formatos más exitosos de los últimos tiempos, inspirado en tiendas como Eataly de Roma, NYC o San Pablo, La Grande Epicerie de Paris o el KaDeWe de Berlin.

Así, Buenos Aires se suma a esta constelación de metropolis donde el comer y beber cuenta con estos modernos espacios, los que reunen bajo un mismo techo a diferentes propuestas sibaritas: restaurantes, mercado gourmet, vinoteca, panadería francesa, Oyster Bar, heladería y chocolatería. Todo enmarcado en una ambientación donde la madera, el marmol y el hierro fundido generan espacios diferenciados, abismalmente más cálidos y sofisticados que los que puede ofrecer un clásico patio de comidas.

El proyecto fue concebido por Rafael Squassini y Héctor Santantonin, dos emprendedores con mucha experiencia tanto en el negocio del vino como en el retail, y quienes eligieron como especialista culinario al chef francés Jérôme Mathe, mano derecha de Jean Paul Bondoux en La Bourgogne durante muchos años y un gran anfitrión.

Un mundo de sabores

“Territorio dominado por experiencias culinarias que embargan los sentidos y producen un registro indeleble. Espacio donde ejercer una actitud sibarita. Punto de encuentro del buen comer y mejor beber. Lugar donde confluyen productos de alta calidad y quienes lo disfrutan. Mercado exquisito.”

Así, a modo de manifesto, se presentan sus diferentes propuestas, las que incluyen:

* Bistrot Français: donde brillan platos simples de la gastronomía francesa como una Quiche Loraine ($150) o un magret de pato ($290).

* Rotissoire: con protagonismo de carnes al spiedo, ideal para llevarse a casa una Buena ración, como sándwich de bondiola de tres horas de cocción.

* Pizzería: de la cuál salen pizzas al horno de barro al estilo italiano, crocantes y muy sabrosas

* Birrería: terreno copado por cervezas estilo crafted y hamburguesas, tales como la de bife de chorizo, imperdible!

* Oyster Bar: desde el cuál despachan logrados ceviches de receta peruana y ostras de la Bahía de San Blas, las que reposan sobre hielo mientras esperan ser ajusticiadas con una rica salsa fait maison o simplemente un limón exprimido.

* Wine Bar: con sus estanterías repletas de ricos vinos, tanto de bodegas clásicas como de proyectos boutique, entre etiquetas nacionales e importadas. Y como es esperable en todo lugar donde respetan al vino, cuentan con sommeliers muy bien preparados, como Mariana Bergutz, quien lleva adelante el espacio con calidez y mucho profesionalismo.

* Charcuterie et Fromagerie: reino de quesos locales, franceses e italianos, junto con fiambres nacionales e importados, como el jamón crudo de Jabugo, que se vende porcionado a $500, lo cuál permite accede a probarlo sin invertir en una pieza entera.

* Patisserie: de la cuál salen panificados hechos con masa madre y viennoiserie tales como pain au chocolat, eclairs, croissants y pain aux raisins.

* Vasalissa Chocolatier: con todas sus delicias, tanto en chocolates y bombones como en modernas paletas heladas y rellenas.

* Tealosophy by Inés Berton: donde se ofrecen sus reconocidos blends.

* Mercado: donde reconocidos productos internacionales comparten estante junto a los de pequeños productores nacionales: pastas, cervezas, aceites, salsas, aderezos, conservas, mermeladas, infusiones y alfajores son algunas de las delicias que se consiguen allí, a muy buenos precios.

“El consumidor normal encuentra. El gourmand busca, persigue el placer y el interés en consumir y conocer la buena comida y bebida”, sostiene Héctor Santantonin, socio fundador de Gourmand Food Hall. “Comer, degustar, disfrutar y aprender sobre lo que se consume” fue el lema sobre el que se trabajó junto al chef Jerome Mathe, encargado de liderar la propuesta gastronómica de Gourmand Food Hall.

Es bueno destacar que la mayoría de sus espacios cuentan con servicio de camareros y que se pueden pedir platos de sus diferentes propuestas al mismo tiempo, lo cuál le permite sostener una oferta dificil de igualar y super atractiva para foodies. Y que los precios son sumamente competitivos, más teniendo en cuenta que se encuentra emplazado dentro del shopping más lujosos de la ciudad.

Podés ir a conocerlo apuntando el GPS hacia Posadas 1245, Patio Bullrich, Nivel 1.

Domingos a jueves: 10 am – 11 pm

Viernes/sábados de 10 am - 1 am.

Aceptan reservas al 4814-7400

Javier Menajovsky

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario