Argentina
México
España

 


Etiquetas20/02/2017

Llegan los vinos del sur de Francia a BA

Los vinos de la región de Languedoc-Roussillon vienen llamando la atención de los consumidores entusiastas de todo el mundo gracias al gran salto cualitativo que han dado en los últimos años, siempre apoyados en una excelente relación precio-calidad. Una tendencia que hoy nos permite beber muy buenos vinos franceses en Argentina, a precios super accesibles.

Bastardeada durante décadas, la región vitivinícola más austral de Francia está viviendo su gran momento de gloria. Lider histórica en volumen, es la región que más vino produce en Francia llegando a cubrir un tercio del total y un 5% de la producción mundial. Un logro que, sin embargo, no era valorable a la hora de hablar de vinos de calidad.

Pero lenta y de forma ininterrumpida, en los últimos 30 años la región fue transformando todas sus prácticas de vitivinicultura para lograr emular lo que lograban sus vecinas, demostrando que le sobraban condiciones para conseguirlo. Y así, sorprendiendo a propios y extraños, hoy va llegando a su objetivo y hasta logra competirle de igual a igual a algunos grandes ejemplares de Bordeaux, la cuna de los vinos más caros y prestigiosos de Francia.

La llegada del Baron

Tanto potencial de la región no tardó en hacerse visible para uno de los players más dinámicos del mercado del vino francés, el Baron Eric de Rothschild (Lafite), que ha sabido reunir propiedades no sólo en Francia sino también de éste lado del mundo (como la genial Viña Los Vascos, en el Valle del Colchagua de Chile o, junto a Nicolás Catena, en Bodegas CaRo, en la provincia de Mendoza).

Fue así como el Baron, un gran conocedor del negocio del vino, puso los ojos sobre una de los secretos mejor guardados del Pay D´Oc: Château d’Aussières, una propiedad de 550 hectáreas cuya historia se remonta a la antigua Roma, cuando era uno de los principales proveedores de vino de Roma.

“Dada su excepcional situación geográfica, su sitio vitícola único y su historia, el Château d’Aussières es uno de esos lugares silvestres y naturales desde donde emana una enorme fuerza y una gran belleza”. Este comentario del Barón Eric explica el impulso irresistible que llevó a Domaines Barons de Rothschild (Lafite) a revivir uno de los domaines más hermosos y antiguos de la región de Narbonne.

Su llegada vino de la mano de un amplísimo plan de reorganización. El programa de replantación incluyó 167 hectáreas de viñedos que fueron sometidos a una exhaustiva selección de cepas típicas de Languedoc: Syrah, Grenache, Mourvèdre y Carignan, además de Cabernet, Merlot y Chardonnay. En forma paralela se llevó a cabo el remozamiento de las instalaciones y el reacondicionamiento completo de las antiguas cavas del domaine, corazón del viñedo, mediante nuevas bodegas.

Algunos años pasaron de su desembarco y los frutos se dejan ver. Vinos de un gran calidad, que expresan las particularidades de su terroir soleado y sus tierras de influencia mediterránea, que llegan al consumidor a precios mucho más accesibles que los de otras regiones. Y la buena noticia es que ya pueden beberse en la Argentina.

Los vinos

Comercializados en la Argentina por Casa Pirque, la división dentro del grupo Catena Zapata que se ocupa de los vinos importados, los de Bodega CaRo y de algunos tope de gama como el Nicola Catena, ya se pueden conseguir en algunos puntos de venta muy selectos de la Argentina.

Invitados a conocer el portfolio, éste medio tuvo acceso a las primeras botellas disponibles en el país, las que fueron presentadas a la prensa en una degustación dirigida por Nicolas Dupuis y que incluyó también a los Légende, nacidos en la prestigiosa región de Bordeaux (de los que te contaremos en otra nota). Las etiquetas presentadas fueron:

* Aussières Blanc (Pays d´Oc) / $315

100% Chardonnay, de intensa y agradable expresión en la nariz, algo que no es tan habitual encontrar en la variedad. No tiene madera pero su volumen en boca parecería desmentirlo, resultando un vino amplio y aún así muy ligero y refrescante. Es claramente un ejemplar moderno, nada empalagoso, lo que refuerza su carácter aperitivo. Quedará genial con unas mollejitas crocantes en Don Julio o esperando a que lleguen las carnes en un asado de verano. Incluso, acompañará muy bien un ceviche como los que sirven en La Mar, gracias a su refrescante acidez.

* Aussières Rouge 2015 (Pays d´Oc) / $315

Compuesto con un 60% de Cabernet Sauvignon y 40% de Syrah, Aussières Rouge combina el cuerpo y la elegancia de las dos cepas más representativas de la región bordelesa y del Mediterráneo, conjugadas con un estilo jóven. Es un vino francés pero con alma latina. Se siente el sol en cada sorbo, que se traduce en una fruta de gran expresividad y algo más cocida que lo que suelen mostrar los ejemplares de zonas frías. Irá fantástico con pizzas de salsas fuertes, carnes grilladas y todo tipo de pastas rellenas. Es un todo terreno, pero esos de alta gama.

* Blason d´Aussières (Corbières) / $440

En línea con el anterior, sube unos escalones en su elegancia y estructura gracias al aporte que le otorgan las barricas de roble francés en la que descansó el 20% de su volumen durante 12 meses. Se sienten nuevamente la fruta madura y una aromática expresiva y refrescante, resultando suave y carnoso en su paso por la boca. Toques con notas especiadas y a hierba fresca acompañan su agradable final. Irá fantástico con carnes en largas cocciones y quesos duros con pan de campo.

* Château d’Aussières 2014 (Corbières) / $1.325

Es el ícono de la bodega. Se trata de un ejemplar de excelencia, donde todo el savoir faire de la casa productora de pone en juego. Fruto de una selección rigurosa, surgida de los mejores lotes del viñedo y producida en pequeñas cantidades, su crianza se realiza en un 40% en barricas de roble durante 12 a 16 meses. Dueño de una notable elegancia, recuerda a un vino argentino de alta gama, lleno de capas y recovecos, mostrando los primeros razgos de su joven evolución. Exquisita complejidad, es extremadamente jugoso y bebible. Ideal para acompañar carnes salvajes o incluso pato o conejo, por su gran delicadeza.

Se consiguen en un puñado de restaurantes y vinotecas, red que irá creciendo con el paso del tiempo y a medida que los consumidores argentinos vayan tomándole el gusto a descubrir estos grandes vinos de Francia, que si bien no vienen de las regiones más conocidas, no tienen nada que envidiarle.

Y como son dificiles de conseguir, lo sabemos, te dejamos algunos lugares donde los tienen:

Frenchie (del genial Jérôme Mathé - San Martin 687)

Sofitel La Reserva Cardales

Pain et Vin

La Bumon & Casa Coupage

Soil Wines

Vinoteca De Barricas (Dorrego y Costa Rica)

Marita Bistro

Mosto Vinazzi

Armesto Almacen

La Cava de Don Juan

Lafkeda Vinoteca

Las Pizarras

Cosi Mi Piace

Ozono Drinks

Vientos del Sur

Vinoteca Mundo

The Pick Market (varias sucursales)

Best Wine, San Isidro

La Estación del Vino, Maschwitz

Market del Barrio, Martindale, Pilar

Javier Menajovsky

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario