Argentina
México
España

 


El Vino de la Semana15/03/2017

Trivento Golden Reserve Black Series Pinot Noir 2016

Con éste genial Pinot Noir del Valle de Uco, uno de los primeros vinos que bebimos en 2017, damos comienzo a una nueva sección en GlamOut desde la cuál les acercaremos semanalmente una etiqueta recomendada que vale la pena probar. Porque la vida es demasiado corta para beber malos vinos, y entre tantas etiquetas no es facil dar siempre con el más indicado.

El vino es una bebida apasionante pero lo es aún más cuando logramos dar placenteramente con el orden indicado para comenzar a beberlo. En líneas generales, comenzar con blancos, rosados o espumantes, y seguir con tintos. Pero en el medio hay mil matices, y el Pinot Noir se apoya justamente en ellos para seducir cada vez a más consumidores.

Aperitivo por naturaleza, esta cepa es una de las más versatiles y elegantes a la hora de comer y disfrutar. Lleva consigo una asombrosa capacidad de acompañar diferentes situaciones tales como el comienzo de una rica comida, una larga sobremesa y hasta una tarde bajo el sol, bien refrescado al lado de la pileta o bajo la sombra de un arbol, charlando con amigos. En éste caso, ese perfil se ve acentuado.

Se trata de un exquisito y jugoso Pinot Noir, cuya propuesta es más primaveral que otoñal, donde las flores frescas, la frutilla y hasta la frambuesa recién cortada le ganan a esos aromas más subterráneos y terrosos por los que se suele conocer a la cepa. Aún así, no pierde su esencia Pinot, aunque canta su identidad en cada sorbo, parado claramente en los extremos que propone su origen: San Pablo, en el Valle de Uco.

Ya hemos bebido varios vinos de ese lugar y en todos encontramos ese mismo carácter salvaje, que grita su identidad Uco y la lleva al extremo. Éste acento dado por su origen, muy bien llevado y puesto en valor por su enólogo, Germán Di Césare, no le opaca su carácter apto para todo público, si bien se aleja de los Pinot promedio y del estilo imperante en la góndola. Una apuesta jugada y muy valorable si observamos que proviene de uno de los mayores players de la industria de los vinos sudamericanos a ambos lados de la cordillera (Trivento pertenece al gigante chileno Concha y Toro).

El 50% del vino tuvo una crianza de 6 meses en barricas de roble y el restante, 6 meses en vasijas de hormigon. Un lanzamiento que anticipa nuevas aventuras en tal sentido, y que desde aquí celebramos. Su Cabernet Franc, que inauguró esta línea bautizada Black Series, ya nos había volado la cabeza y dejado la expectativa bien alta.

Se consigue en principales vinotecas por $380.

Javier Menajovsky

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario