Argentina
México
España

 


Etiquetas04/08/2017

De un gran espumante, un gran vino

Para hacer un gran espumante primero hay que hacer un gran vino, algo que Rosell Boher viene haciendo hace rato. Pero es la primera vez que esta genial casa productora decide destinar sus mejores uvas de chardonnay para elaborarlas como vino tranquilo (es decir, sin burbujas). Una noticia que los que amamos los vinos blancos no podríamos recibir de mejor manera.

Rosell Boher, la prestigiosa casa productora de grandes espumantes argentinos acaba de lanzar al mercado su primer vino blanco de alta gama. Apenas 4000 botellas de un 100% chardonnay elaborado por verdaderos expertos en vinos blancos, en éste caso sin burbujas.

Sus uvas provienen de una cuidada selección de parcelas de la Finca Los Arboles, que la bodega posee en Valle de Uco, entre 1200 y 1300 metros sobre el nivel del mar, dotada de suelos muy pedregosos y una gran amplitud térmica (condiciones ideales para lograr la elevada acidez y frescura que requiere un vino base para espumante, pero que también puede dar exquisitos vinos tranquilos como el que reseñamos).

El vino

Su expresión no desentona con el estilo clásico y alma europea que recorre toda su línea, pero suma algo de modernidad apelando a una mayor frescura y acidez, alejándose de los estilos más pesados y mantecosos. Es un chardonnay de alta gama que no empalaga, con buen volumen, elegancia y una joven complejidad, ideal para acompañar una comida entera, o para beberlo sólo en el aperitivo.

Explota de flores y frutas blancas como las peras, sumando trazos tropicales y algo cítricas, que le dan frescura e intensidad. La madera le aportó una entrada golosa y suave, que le sienta muy bien. La totalidad del vino pasó 12 meses en barricas de roble francés y americano de primer uso y, tras la crianza se realizó el corte.

“Tanto para la bodega como para mí en lo personal, este primer Casa Boher Gran Chardonnay, representó un desafío muy interesante: una vez más, subir la vara de todo lo que hacemos. Estamos muy conformes con un producto que llega para completar nuestra línea Gran Casa Boher, y al mismo tiempo refuerza el concepto al que venimos apuntando: la producción de vinos tranquilos de alta gama”, aseguró Alejandro Martínez Rosell, enólogo de la bodega.

Cada una de estas 4000 botellas tendrá un precio de $620 en vinotecas.

Una novedad que merece un brindis tan efusivo y alegre como el que proponen sus espumantes, para recibir a un vino con la misma elegancia y delicadez de siempre. Salud!

Javier Menajovsky

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

TOP DE NOTAS !