Argentina
México
España

 


Wine News12/09/2017

Los vinos de Aurelio Montes ya se consiguen en la Argentina

Pionero en la elaboración de vinos de alta gama del otro lado de la cordillera, y fundador de Kaiken, su genial bodega mendocina, el enólogo Aurelio Montes no se detiene. Sus icónicas etiquetas Taita, Alpha M, Montes Folly y Purple Angel, presentes en más de 100 mercados del mundo, ya se pueden beber en la Argentina.

La bodega chilena Viña Montes, pionera en la elaboración de vinos de alta gama y que supiera posicionar a varias de sus etiquetas como verdaderos íconos de los vinos sudamericanos, acaba de abrir sus operaciones en la Argentina de la mano de su propia importadora.

Cómo ya te contamos en ésta nota, Montes es una verdadera potencia entre las bodegas chilenas, con presencia en más de 100 mercados del mundo e inumerables premios cosechados a lo largo de sus 30 años de historia. Y no son nuevos de éste lado de la cordillera: Kaiken, su reconocida bodega mendocina, acaba de cumplir 15 años elaborando vinos que llegan cada vez a más consumidores, tanto de la Argentina como del mundo.

Father & Son

Aurelio es también el nombre de su hijo, enólogo como él y quien comanda el proyecto de Kaiken así como el desarrollo de Montes en todo el mundo, imprimiendo calidez familiar a un negocio donde éste factor es muy valorado. Apoyados en esta fortaleza y en busca de ponerla en valor, los Aurelio se han embarcado en una especie de gira global para presentar sus mejores etiquetas, en una entretenida degustación donde los ejemplares de Chile y Argentina se entremezclan, para dar como resultado una experiencia comparativa muy interesante. “El objetivo no es contraponer paises sino poder comparar y explorar estilos y terroirs diferentes a partir de sus vinos” refuerza Aurelio padre, buscando poner el acento en la posibilidad de aprender y descubrir antes que en la de rivalizar.

La idea es realizar esta degustación dirigida por padre e hijo alrededor del mundo tanto para la prensa especializada como para los compradores del trade y los consumidores. Una original y atractiva inciativa, que desde aquí celebramos, ya que nos permite dar a conocer los vinos argentinos de la mano de un gran referente global, resultando un valioso embajador para nuestra vitivinícultura nacional.

Los pioneros del sur

La historia de Montes parece un sueño y fue así como comenzó. La historia se inicia en 1987 cuando dos visionarios, Aurelio Montes y Douglas Murray, de amplia experiencia en el mundo del vino, hicieron realidad sus sueños de producir vinos de calidad muy superior a la que se estaba produciendo en Chile en aquella época. Sumaron en 1988 a los otros dos socios originales, Alfredo Vidaurre y Pedro Grand, dando origen a Discover Wine, que años más tarde se rebautizaría con su nombre actual, Viña Montes.

Con la determinación de crear mejores vinos, Viña Montes fue pionera en apostar por el Valle de Apalta, en plantar viñedos en laderas de montaña y en comenzar a cultivar Syrah en el Valle del Colchagua. Con el tiempo ese esfuerzo dio su fruto, dando origen al primer vino ultra-premium chileno, Montes Alpha “M” 1996. Luego lo siguió otro que rápidamente convirtió en un vino de culto: Montes Folly 2000 (Syrah 100%) seguido del primer Carmenère premium chileno: Purple Angel, lanzado en mayo de 2005 (Carmenère 92%).

Finalmente, llegaría el momento de Taita, su vino ícono, que representa en su nombre la sabiduría y amor reunida en la figura del pater familia. Una imagen que rapidamente nos remite al propio Aurelio. Corte de Cabernet Sauvignon con un 15% de un componente secreto, del que se producen 1.500 botellas sólo en cosechas excepcionales.

Los vinos que llegan

Entre los recién llegados, además de los recién mencionados, se destacan el Montes Alpha Cabernet Sauvignon, nada menos que el primer vino premium exportado por Chile, el cual abrió la senda para que otras bodegas del nuevo mundo se volcaran a producir etiquetas de alta gama. En Argentina ya se consiguen estas etiquetas, así como las que conforman la línea más rupturista de la bodega, Outer Limits, en la cual se destaca un genial Rhône blend de Carignan, Grenache y Mourvedre, de perfil moderno, jugoso y super bebible.

Así, Viña Montes vuelve a invertir en la Argentina como ya lo hizo hace 15 años cuando inició la bodega Kaiken en Vistalba y el desarrollo de viñedos propios en Agrelo y Vista Flores. Y lo hace trayendo sus mejores etiquetas, las que ya enamoraron al mundo entero, demostrando antes que nadie que de éste lado del mundo se pueden hacer enormes vinos. Definitivamente, algo muy bueno para los vinos de ambos lados de la cordillera.

Javier Menajovsky

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario