Argentina
México
España

 


Wine News21/12/2017

Valle del Pedernal, el terroir emergente de Pyros Wines

Un dato muy valioso para los entendidos es descubrir lo bueno que estan los vinos de un terroir poco explorado, y aún más si se ubica en una región fuera de los polos de moda. Eso viene sucediendo con algunos vinos que llegan desde el Valle de Pedernal, localizado en San Juan, y especialmente con los de Pyros, que acaba de presentar un completo estudio de la zona.

Pyros Wines es un novedos proyecto nacido al abrigo de la experiencia del grupo Salentein (dueños también de Portillo, Kilka y Callia), que decubrió hace algún tiempo el enorme potencial que ofrece el Valle del Pedernal, el terroir más prometedor de la provincia de San Juan. Un valle confinado, lejos de la civilización, sólo apto para aventureros.

Pero como todo descubrimiento, su abordaje necesita comenzar con un profundo estudio de sus cualidades y características. Con éste propósito, Pyros acaba de presentar sus recientes investigaciones sobre el origen y composición de los suelos de su finca Piedra de Fuego, ubicada en la ladera sur de la Sierra de Pedernal a 1400 metros de altura, en la Provincia de San Juan.

Gustavo Matocq - Ingeniero Agrónomo- y José Morales - Enólogo de la bodega- dieron a conocer los resultados de las investigaciones llevadas a cabo en los últimos dos años, y a su vez presentaron las nuevas cosechas de los vinos Pyros Barrel Selected, Single Vineyard y Special Blend.

“Pyros Wines es el resultado de la visión y el espíritu emprendedor de Myndert Pon, fundador de Bodegas Salentein, sobre el Valle de Pedernal. Desde el primer momento en el año 2008, Pon quedó tan impactado por la naturaleza salvaje y el potencial de este terruño para la producciyros Single Vineyard ($400) y Pyros Barrel Selected ($180)ndial que fueran fiel de las caracterisitcas la producción de uvas de alta calidad enológica, que decidió comprar 350 ha y plantar ese mismo año 80 ha con Malbec de la más alta calidad. Desde aquel entonces hemos trabajado incansablemente para dar vida a vinos de clase mundial que son el fiel reflejo de este maravilloso Valle”, comentó Matías Bauza Moreno, Director de Marketing del proyecto.

Luego de los estudios sobre el origen de los suelos realizados por el prestigioso geólogo Carlos Valero, y de los estudios sobre los suelos y la relación con las vides llevados adelante por los franceses Claude y Lydia Bourguignon- especialistas de talla mundial en la materia- se concluyó que: los suelos del Valle de Pedernal son los únicos en la vitivinicultura de Argentina de origen calcáreo geológico marino originados hace 485 millones de años.

“Son suelos excepcionales, franco arenosos, con rocas calcáreas de origen geológico, con óptima infiltración y retención de humedad y sin compactación, algo que nunca he visto en mis años de profesión como ingeniero agrónomo”, expresó Gustavo Matocq, Ingeniero Agronomo de Pyros Wines.

“Por la altura y tipo de clima Pedernal es diferente a cualquier otro terroir con suelo calcáreo geológico en el mundo y esto nos permite obtener un malbec diferente con taninos de textura fina, fruta roja expresiva, notas minerales, excelente acidez y largo en boca,” concluyó José Morales, Enólogo de Pyros Wines.

Arraigada en el terruño de Pedernal, Pyros Wines es la primera marca de vinos exclusivamente del Valle de Pedernal, y la primera especializada en vinos de alta gama de la provincia de San Juan. Todo un hito para una de las provincias más importantes del vino argentino, que venía más rezagada en éste aspecto en relación a sus pares de Patagonia, Salta y obviamente Mendoza.

Su notable colección de vinos -que expresa todo el carácter de este terruño único ubicado a los pies de la Sierra de Pedernal - está conformada por tres líneas: Pyros Special Blend, Pyros Single Vineyard y Pyros Barrel Selected.

El estudio

La finca Piedra de Fuego está ubicada en una zona preferencial, correspondiente al sector Sur del Valle de Pedernal. El mismo es un típico Valle intermontano de la Precordillera de San Juan. La altitud oscila desde más de 1.300 m s.n.m. en las partes más bajas hasta los 1.500 m. El relieve se caracteriza entre otras cualidades por presentar laderas con distintas orientaciones, exposiciones, alturas y pendientes, todos factores muy atractivos para el cultivo de la vid, ya que aportan diversidad.

Las Sierras de Pedernal y su continuidad austral la Sierra de Los Pozos, constituyen una unidad de la Precordillera Oriental, que está compuesta por rocas correspondientes al período Cámbrico, de la era geológica Paleozoica, formadas hace aproximadamente más de 485 millones de años.

Es importante destacar que las rocas de estas sierras son de origen marino, específicamente formadas en partes, en un ambiente sedimentario marino dando origen a suelos calcáreos de calidad excepcional. Éste dato cobra relevancia cuando se observa que en el planeta tierra existe solamente un 7% de la superficie ocupada por éste tipo de suelos, la mitad de los cuales estan ubicados en Europa, en donde permiten obtener vinos de altisima calidad. Y Pyros posée las únicas de nuestro país. Todo un indicio sobre el potencial de esta nueva región y de la finca en la que se asienta el proyecto.

Los viñedos están ubicados en la parte Sur el Valle de Pedernal, a una altura de aproximadamente 1.400 m s.n.m. Las precipitaciones oscilan entre 150 y 200 mm anuales, ocurren principalmente durante primavera y verano. Además habitualmente entre los meses de Mayo a Julio se producen nevadas en las zonas cultivadas del valle.

El agua de riego se toma del acuífero subterráneo a través de perforaciones y la recarga del mismo es a base de deshielos de nieves invernales que se producen en las cadenas montañosas del valle, de lluvias y de las nevadas en la zona de influencia del acuífero. La distribución del agua en el viñedo es a través de riego por goteo, que permite un uso eficiente del recurso.

Como resultado de la combinación de suelo, clima y altitud se genera un terruño característico del valle de Pedernal con una alta potencialidad para la vitivinicultura, además con algunos micro terruños con características únicas en Argentina que lo hacen ideales para el cultivo de vides con la más alta calidad enológica.

Los vinos

Pyros significa “Fuego”, en honor a las piedras de sílice que conforman sus suelos, conocidas como “pedernales”, las que al golpearlas crean una lluvia de chispas. La misma sensación que se siente en sus vinos, que nos encantan, y que a continuación reseñamos:

Pyros Syrah Barrel Selected 2015

Apenas servido nos asaltan aromas especiados que enamoran, propios de la variedad, en versión chic y a la vez potente, con ese toque salvaje de un terroir que aún lo es, desconocido, con todo por explorar. El Syrah es la cepa insignia de San Juan y aquí ese carácter se reafirma, en una versión más moderna, sin perder esa golosidad tan atractiva, que lo termina de redondear. La fruta fresca marca el ritmo de un vino aún joven y vibrante. Gran compañía para un curry en Gran Dabbang.

Pyros Malbec Single Vineyard 2014 - Block Nº4

Versión Malbec del anterior, unos escalones más arriba en concentración y elegancia. El paso del tiempo conjugó su potencia, nacida de ese solazo de San Juan, y sus alturas. Tiene capas que se van develando poco a poco. Poderoso pero bebible, gracias a la madera muy bien integrada al corazón del vino. Acompañará muy bien el Chuleton de Cerdo, Mostaza antigüa y manzanas verdes del genial Matsumoto en el nuevo Aldo´s palermitano, pegadito a La Mar.

Pyros Special Blend 2013

Sus años de encierro piden una apertura anticipada, para que sus aromas se despierten de esa siesta sanjuanina que la guarda en botella le impuso. Es un blend donde manda el Malbec, con 70%, seguido por un 22% de Syrah, variedad emblemática de la provincia, y cerrando con un 8% de Cabernet, que le aporta estructura. Muy expresivo en nariz, donde aparecen notas florales y especias, las que continúan en la boca, donde se amplifica y crece. Aparecen frutos negros, una lejana dulzura aportada por el Malbec, nuevamente los toques especiados del Syrah y la estructura del Cabernet Sauvignon, que ocupa su lugar pero no protagoniza. Su elegancia aparece, de la mano de su salvajismo y esa misma potencia domada de los anteriores. Emerge aquí algo de bouquet, propio de un vino de mayor alcurnia y cuidados. Profundo como la noche de San Juan, sus sabores se van sucediendo uno tras otro y se van sumando en un assemblage único, propio de los grandes vinos. Gran personalidad, como la del terroir de donde proviene. Para un bife de lomo en Don Julio con ensalada de tomates reliquia, justo ahora que están en su mejor momento.

Pyros Barrel Selected Malbec 2015

Bien moderno y fluído, expresa el espiritu aventurero de los exploradores de la región, donde la fruta algo madura se complementa con toques herbales, que le aportan frescura. Su textura agradable al paladar se deja sentir en cada sorbo y remite al suelo de la zona. Super bebible y algo salvaje.

A estar atentos a éste nuevo proyecto que llega desde un valle poco explorado, prometiendo muy buenas recompensas a quienes se animen a descubrirlo, sobre todo por lo que van contando sus primeros vinos.

Javier Menajovsky

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario


TOP DE NOTAS !