Argentina
México
España

 


Qué pasa13/05/2018

Fontus, la botella que ‘crea’ agua a partir del aire

Un ingeniero austriaco y su equipo han creado Fontus, una botella que almacena agua potable a partir de condensar la humedad del aire, gracias al enfriamiento generado mediante energía solar.

Al igual que cuando sacas una lata de gaseosa de una máquina cuya temperatura es más baja que la ambiental y ves cómo se van formando gotas de agua en su superficie, Fontus provoca el mismo efecto y funciona bajo el mismo mecanismo. El principio de condensación es el cambio de estado de gas a líquido debido a la presión o la temperatura. Fontus es la botella que convertirá la humedad en agua potable sin límites siguiendo este mismo principio.

Como si se tratara del rocío que se forma por las mañanas, un pequeño ventilador aspira la humedad del ambiente y la presiona hacia una primera cámara de condensación. Allí, gracias a la energía solar producida por su pequeña placa flexible (permite cargar tu móvil si te sobra líquido), se produce la diferencia de temperatura mediante unos pequeños refrigeradores termoeléctricos, provocando la condensación del agua que pasa a almacenarse en la botella gracias a unas superficies hidrofóbicas que repelen el agua.

En condiciones de una ciudad con altos niveles de contaminación quedaría saturado rápidamente, por lo que se desaconseja un uso urbano.

Y eso que el proceso de condensación, ese cambio de estado, implica también cierta destilación, es decir, se separa de elementos adicionales como polvo, bacterias y también minerales. Para suplir esta falta de mineralización, la parte inferior de la botella tiene un compartimento para pastillas que disuelve el agua recolectada y puede devolverle, así, todas sus propiedades minerales.

La capacidad es de algo menos de un litro, pudiendo llegar a producir medio en una hora si se dan las condiciones idóneas: 30 o 40º C de temperatura y una humedad superior al 80%. Por eso el invento resulta ideal para zonas ecuatoriales y pierde una efectividad de hasta el 50% en zonas más secas como Europa o el resto de las coloreadas de amarillo en el mapa (Los círculos reflejan problemas de escasez de agua potable. Cerca de 700 millones de personas). Tardará más o menos pero, como dice Kristof Retezár, su creador:

“Siempre existe un porcentaje de humedad en el aire, incluso en el desierto”

El modelo Fontus Ryde está especialmente diseñado para acoplarse a la bicicleta y sigue el mismo mecanismo de funcionamiento, aprovechando el viaje para acumular la energía solar a través de su placa. Además, la bicicleta, al ser un medio de transporte económico y usado en países menos desarrollados, supone la mezcla perfecta para llevar este invento a todos esos rincones del planeta menos favorecidos o con escasez seria de agua potable.

http://fontus.at/

Glam Out

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario


TOP DE NOTAS !