Argentina
México
España

 

Restós30/11/2018

Divisadero, un viaje a las playas de verano sin salir de la ciudad

La nueva propuesta de Tato Giovannoni es un mundo de sensaciones. Creado como un parador de playa, especializado en cerveza y delicias de verano, se propone recrear el entorno veraniego y descontracturado del Pinamar de su infancia en el oasis verde del Rosedal de Palermo.

Un viaje al verano, a los amigos, a una cerveza fría en la playa y los buenos viejos tiempos. Eso es Divisadero Parador, el nuevo reducto de estilo playero creado por el afamado bartender y restaurateur Tato Giovannoni en el corazón de Palermo.

Es el recuerdo de las vacaciones y los buenos momentos. Aquel parador al que todos fuimos algún verano a encontrar la energía que solo puede darnos esa magia de cambiar de paisaje y escenario.

Con corazón ochentoso, la gastronomía de Divisadero busca re editar las comidas que encontrabas en tu parador de playa favorito. Con los ingredientes más frescos y una mirada más actual. Pero sin perder la esencia. Su barra estará liderada por su majestad, la cerveza. En sus versiones más espectaculares. Sin por eso dejar de ofrecer propuestas de coctelería.

Entre las propuestas para picar aparecen unas geniales rabas ($315) que salen al estilo playero, con salsa tártara y mucho limón, unos geniales cornalitos ($185) que recuerdan a los de la costa, así como unas infaltables papas fritas ($145). Estos platitos de toda la vida vienen también combinados de a tres en porciones que rinden para dos personas (Trío de Fritos, $520).

Si el plan es seguir recordando algún verano pasado o empezar a soñar con el venidero, la bomba es pedirse un Choclo de la orilla ($125) que viene con manteca de hierbas, sal y pimientos asados, o un Queso a la parrilla ($230) que más que a la costa argentina, nos transporta de inmediato a la brasileña, playas donde Tato también hechó raices hace tiempo (su lugar de residencia entre viaje y viaje es Río de Janeiro, donde supo tener uno de esos típicos paradores de playa, con todo el plus que siempre le pone a sus proyectos).

Pasando a los principales encontramos desde un suculento Revuelto Gramajo ($210) hasta un Sandwich de Milanesa ($350), pasando por una Pesca a la parrilla ($700, para dos) o una original Marburguesa Club Sandwich ($360).

Para cerrar, una de esas delicias que tienen otro sabor en la playa: A los Churoooosss ($120). Y completando un Arenado de Almendras ($150) y Flan ($140).

Para beber, nada mejor que pedirse las cervezas que Tato elaboró junto a la gente de Antares, en sus versiones Bosquísima y Marítima (cada porrón a $140). También hay limonada de Mar, exprimidos de naranja y pomelo así como la tónica Pulpo, elaborada nuevamente por el dueño de casa.

Como un guiño a su propia historia, Divisadero fue, a su vez, aquel restaurante sobre las playas de Cariló donde Tato hizo sus primeras armas gastronómicas. Esa experiencia de playa enamoró a Tato de la gastronomía, y encendió su pasión por generar experiencias emocionantes y exquisitas.

Divisadero esta en Av. del Libertador 3883 - Arcos 3 y 4

Abierto desde el mes de Junio, promete explotar en la primavera todos los días de la semana, desde el desayuno hasta la cena. Como sucede en la playa, a la hora de la caída del sol promete ser un sensacional éxito para encuentro de amigos, con fantásticos happy hours cerveceros, incluyendo bartenders y deejays invitados como los geniales Oliverio Sofía y Dj Paul.

Atención a los Jueves: suelen haber mini festivales de bandas invitadas.

Instagram: @divisaderoparador

Web: www.divisaderoparador.com

Javier Menajovsky

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

TOP DE NOTAS !