Restós30/01/2019

Conocé la parrilla self service que revoluciona Palermo

La fórmula resulta imbatible: carnes de calidad, una muy buena selección de vinos de pequeños productores servidos por copa, ensaladas sabrosas y originales, un patio arbolado glorioso donde supo estar Olsen y todo a precios amigables. Un formato a tono con los tiempos que corren, que apunta al mismo público de las hamburgueserías y cervecerías pero con una propuesta mucho más original y atractiva.

Olsen fue uno de los mejores restós de la ciudad, con sus geniales Smørrebrøds y cortes de jabalí, que salían de la cocina en la que Germán Martitegui comenzaba a hacerse conocido, acompañados de una extensa colección de shots de vodkas servidos a -20° y de una coctelería que era un faro en la escena porteña de la década pasada.

Pero Olsen era sobre todo su jardín. Un oasis lleno de arboles y enredaderas, entrecortado por modernos tablones de madera donde se distribuían algunas de sus mesas y livings más deseados.

Allí, con el mismo encanto y conservando algunos de los objetos que hicieron memorable a éste rincón de la ciudad, (como su interminable chimenea nórdica), se erige Jagüel, que materializa en el mismo espacio una propuesta bien diferente pero igual de atractiva.

Bajo un formato de patio parrillero, abrió sus puertas a mediados de 2018 y desde entonces la viene rompiendo. Las claves de la formula parecen ser los mismos atributos por los que sus dueños, los primos Nicolás Wolowelski y Juan Martín Migueres, han logrado llevar al éxito a sus primeros emprendimientos, Benaim y Brasero Tetuan: comida original y rica, servida en modo self service, con una propuesta de bebidas acorde a cada caso (a veces cerveza, a veces vino, a veces tragos), una ambientación informal que facilita la sociabilización y todo a precios muy amigables que invitan a volver seguido.

Una receta que suena simple pero en la que muchos han fracasado por dedicarse solamente a copiar formatos en lugar de innovar y buscar una identidad propia. Con Jagüel lo han logrado una vez con el plus de ofrecer una propuesta novedosa en un rubro tan trillado como el de las parrillas. Unos cracks.

La Propuesta

La idea es disfrutar de la carne argentina bajo un nuevo formato. Al cruzar un gran portón de madera sobre la calle Gorriti, el plan es degustar carnes de alta calidad a un precio accesible y mediante un formato self service, es decir, sin servicio de mesa: el cliente ordena y retira en barra. Para acompañar, ensaladas que sorprenden y vinos de bodegas boutique, que también están seleccionados bajo el concepto best value.

La propuesta consta de mesas y bancos de maderas, ideales para compartir con grupos de amigos y en familia. Están dispuestas en su amplio jardín, que en invierno está calefaccionado y protegido por toldos, con altos árboles y paredes recubiertas de enredaderas y un gran pasillo de durmientes, que recuerdan al encanto que ofrecía su antecesor. De noche, la cálida iluminación y la música rock / indie potencia el ambiente relajado.

Los comensales también pueden optar por comer en el interior con mesas de dos o más personas, un sector que también tiene mucha vegetación natural. Es aquí donde se encuentra el corazón de Jaguel: una gran parrilla, junto a un horno a leña que complementa a las sabrosas carnes con guarniciones cocidas en su interior. Está a la vista tras una amplia barra que permite ver el ir y venir de los parrilleros y las elaboraciones calientes. En dirección perpendicular, se dispone una segunda barra iluminada por amplias pantallas de mimbre, donde se exhiben ensaladas frescas, preparadas para cada servicio, y la cava de vino.

La carta, corta y con una minuciosa selección de productos. Propone sabrosas entradas, como las cremosas Croquetas de morcilla rebosadas en panko, servidas con alioli, salsa criolla y medio limón asado, la jugosa Empanadas de carne (roast beef) cortada a cuchillo con masa de elaboración propia y cocida al horno de barro o la Provoleta con tomates confitados y chimichurri.

Las ensaladas son otros must del lugar, con una amplia variedad y con la posibilidad de combinar gustos, en porciones de 250 gramos (dos sabores) y de 500 gramos (4 sabores). Se lucen propuestas siempre elegidas por los argentinos como la de Papa con huevo y otras muy creativas y especialmente sabrosas como la de Cous Cous con damasco, ciruelas, almendras, cilantro, tomate y cebolla morada, la de Remolacha con manzana, apio y thahine o la de Lentejas, arroz aromático crocante con cebolla frita, entre otras que irán variando según su estacionalidad.

Para el plato principal, entre las carnes pueden ordenarse cortes insignia de la parrilla argentina, como la Entraña (250 gr) y el Ojo de bife (350 gr), u otros más inusuales, como la Arañita (300 gr), entre otros. Con un leve ahumado que aporta la leña, todas las carnes se acompañan con una papa aplastada. Además, todos los días cuentan con una opción kosher.

También se destaca que sus panificados son caseros, como el pan francés de masa madre de su choripán y su sándwich de ojo de bife y el pan de campo (también hecho con masa madre) que se sirve con manteca saborizada.

Los postres también son representativos de la cocina argentina, entre ellos los muy sabrosos Flan de Dulce de Leche con crema y Frutas quemadas, cocidas en el horno de barro y desglasadas con torrontés, con crema.

Además, de miércoles a viernes, ofrece variadas opciones de menú ejecutivo durante el mediodía.

Para beber se destaca la selección de vinos de pequeñas bodegas ofrecidos por copa o por botella, como los exquisitos Traslapiedra y Finca Suárez que llegan desde Paraje Altamira, del Valle de Uco mendocino, o los Desquiciado, Manos Negras y Anko entre otros. También se incluyen algunas opciones de cervezas.

A la fecha que escribimos esta nota (verano 2019), el precio promedio por comensal rondaba los $500/$600 con bebidas.

Dato clave para tempraneros: si pedís tus platos antes de las 19:45 tenés un 35% off (podés cerrar tu pedido a esa hora y quedarte a disfrutarlo mientras el día se va volviendo noche).

JAGÜEL, carnes y vinos

Dirección Gorriti 5870, Palermo.

Horarios: Lunes y martes de 18 al cierre. Miércoles a domingos de 12 al cierre.

Early dinner hasta las 19:45: 35% de descuento.

Instagram: @jaguel.ba

Javier Menajovsky

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

       

TOP DE NOTAS !