Argentina
México

 

Propuestas15/04/2019

El Santa Evita piensa en Todex

Hasta las elecciones toman el billete de cien pesos a $110. La carta es para compartir. La selección de platos recorre gran variedad de territorio nacional. Y tienen un Store formidable.

Si queres que tu sueldo alcance, en El Santa Evita pagando en efectivo, el billete de $100 pesos vale $110. Es una gran idea incentivar el consumo ofreciendo un beneficio directo y fácil de implementar, muy bien felicitado.

Compartir, a veces es difícil, más si es en una primera cita, no fue mi caso, pero si para la mesa a mi derecha, que al ver la carta debatían cada propuesta: Que te gusta, lo probaste, que sabes del lugar, será para compartir? Y lentamente cual jirafa en busca de visibilidad, comienzan a ver los platos que pasean. Creo fervientemente que muchas veces pedimos por lo que pidió el otro, por lo que vemos, confiamos en la desicion de alguien que no conocemos, o simplemente debe ser que todos tenemos gustos parecidos y por algo estamos aquí.

Podemos compartir. Claro que sí. Los platos de Gonzalo y Florencia son tal cuál ellos, tienen personalidad, son generosos, amplios de ideas, alegran el alma y se pueden compartir. Gonzalo hace lo que le gusta y sin ataduras, después de cocinar durante el día, a la noche, disfruta de las cosechas, reúne un grupo de comensales y como monje zen, predica la buena vida. Florencia como siempre al pie del cañón, sus gustos por los postres se destacan en la carta, complementa el trabajo de Gonzalo y te recibe en punta en blanco. Ya tuve la oportunidad de contarles que ella administra y cocina, sino lee esta nota.

Quedamos en la primera cita, los chicos van muy bien, pidieron casi lo mismo que nosotros, las empanaditas de queso cuartirolo y las de carne cortadas a cuchillo con masa casera 100% que vienen con un extra de quemado muy atinado para el sabor final. La provoleta con su cúpula crocante es Flama, son dos provoleta en una, logran eso gracias al horno de barro a 400 grados.

Seguimos, ella, al igual que mi señora fueron al Locro, pero mi mujer no compartió. No se puede. Una cucharada a lo máximo. Pedite esto la próxima..., claramente no es mi primera cita. Es que el Locro de Gonzalo es mágico, es una posion de amor, después de comerlo sos otra persona. Yo, me decidí por la pesca del día, después de tanto queso preferí la tendencia de Alderete con los pescados. Dio en el clavo, salió de lo convencional y le agrego el arroz Venere, es un arroz integral negro. Antiguamente reservado solo para reyes y prohibido para el pueblo. Se lo termina al horno de barro junto a la pesca del día.

A mi vecino le compartieron el Locro. La pareja sigue conociendose entre cuchara y cuchara. Ya vas a ver en 4 años la que te espera pienso mientras el Store es asaltado por mi hija y mi mujer. Podex ser o no partidario, pero esto es admirable, no hay restaurante en la Argentina que venda merchandising histórico, que no sea el mate en porongo que los extranjeros no saben ni como usarlo. El store en El Santa Evita es práctico y útil, tiene lo que hay que tener, remeras, vasos, copas, tasas, pins, una variedad de objetos que te guste o no, te cuentan una historia.

Dato: Si queres conocer el Santa Evita, también puede ir por la tarde, porque de lunes a sábado, de 18 a 20:30 es #LaHoraDeLosPueblos. Seis empanadas o cornalitos fritos con mayonesa de huacatay, más una jarra de aperitivo o melancia para dos, por $350.

Felicitaciones por este proyecto Gonzalo, Florencia y familia, porque no sólo son un restaurante, sino también un modelo de trabajo.

El Santa Evita
Dirección: Julián Álvarez 1479, C1414 CABA
Teléfono: 011 4833-0131
Facebook

Matías Fornero Vardé

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

TOP DE NOTAS !